Jeremy Laurance
The Independent
Periódico La Jornada
Viernes 26 de noviembre de 2010, p. 2

Como sabe cualquier persona que hace dieta, bajar de peso es la parte fácil. Mantenerlo es el verdadero reto.

Ahora, el estudio más grande realizado en el mundo sobre el tema ha encontrado una solución: la manera más efectiva de mantener el peso es una dieta alta en proteínas y con bajo índice glicémico (IG), con mucha carne magra, frijoles y lácteos bajos en grasas, y menos alimentos altos en azúcar refinada, como el pan blanco y la harina blanca de trigo.

El índice glicémico se aplica a los carbohidratos y mide la rapidez con la cual se transforman en glucosa. Mientras más bajo el índice, más lenta la digestión y mayor el nivel de saciedad.

Las dietas bajas en IG permiten a las personas comer hasta que se sienten satisfechas, sin contar calorías ni subir de peso.

Un estudio internacional en más de 900 adultos y 800 niños de ocho países europeos –entre ellos el Reino Unido– encontró que, luego de seis meses, quienes seguían esta dieta pesaban en promedio dos kilos menos que quienes practicaban dietas rivales con alto índice glicémico. Los participantes ya habían bajado un promedio de 11 kilos y probaban enfoques alternativos para mantenerse en peso.

La profesora Arne Astrup, de la Universidad de Copenhague, quien dirigió el estudio, comentó: Yo estaba entre los enemigos del IG. Esperaba que esta prueba demostrara que no tiene nada que ver. Me quedé en verdad sorprendida: es tan importante como las proteínas para mantenerse en peso.

Se sabe que las dietas altas en proteínas, como la Atkins, facilitan bajar de peso porque retrasan el vaciado del estómago y aumentan la producción de insulina. Añadir carbohidratos de bajo índice glicémico, que se digieren con lentitud, disminuye el hambre.

La motivación es esencial para mantenerse en peso, y una dieta alta en proteína y baja en IG es más fácil de seguir porque no se prohíbe ningún grupo básico de alimentos.

Sin embargo, seguir esta dieta tiene sus propios desafíos. Los panes y cereales de grano entero son en su mayoría de bajo IG, al igual que casi todos los vegetales. Entre las frutas, las manzanas, peras y naranjas son bajas en IG, pero la uva, el kiwi y el melón son altos porque contienen mucha azúcar. El chocolate tiene bajo IG, porque la grasa retrasa la absorción de azúcar. Una papa caliente horneada tiene alto IG, pero al enfriarse el almidón se transforma y se vuelve menos fácil de digerir, con lo cual se vuelve de bajo IG.

Si uno escoge pan, pasta y arroz de grano entero, tendrá una dieta más baja en IG. Esos alimentos son los que más aportan a ella, señaló la profesora Astrup.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

  • Reply

    Erika Arciga

    26 11 2010

    Hola! Me Perece muy interesante el articulo me
    Encantaría conocer mas sobre nutrición ya que en lo personal yo baje de peso y lo mas difícil es mentemerse , además de que la nutrición sin duda alguna es un aspecto que realmente debe interesar a toda la sociedad. Mexicana en la actualidad . Gracias y saludos !

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

campus universidad de morelia

  • Teléfonos: 01800-509-94-22 / (443) 317-77-71
  • [email protected]
  • Fray Antonio de Lisboa #22 esquina con Av. Tata Vasco, Colonia Cinco de Mayo. Morelia, Michoacán, México. C.P. 58230