En medio de un rebosante optimismo, Perú y México firmaron este miércoles en Palacio de Gobierno de Lima un Tratado de Libre Comercio (TLC), el cual entrará en vigencia en julio próximo, casi paralelamente al que suscribió recientemente Perú con Vietnam.
El acuerdo otorga partidas arancelarias a más de 12.000 productos de ambos países, por lo que se calcula que en su primer año de vigencia impulsaría el comercio entre Perú y México en un 40 por ciento.

El documento fue firmado por el ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) de Perú, Eduardo Ferreyros, y por el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, en una ceremonia que tuvo al frente al Presidente Alan García.

Entre los años 2000 y 2010 el intercambio comercial de Perú y México creció a una tasa promedio anual de 13 por ciento, pasando de 414 millones a 1.456 millones de dólares, crecimiento que fue impulsado principalmente por las inversiones mexicanas.

La carrera de las inversiones mexicanas en Perú ha sido prácticamente meteórica si se considera que hace una década, en 2000, sólo reportaban un poco más de 19 millones de dólares, para luego llegar al 2010 con 3.603 millones de dólares.

La embajada mexicana en Lima proyectó que el monto de las inversiones de su país podría duplicarse en los próximos cinco años por la estabilidad económica, el sostenido crecimiento y el buen clima para los negocios del país andino.

México es la octava fuente de inversión extranjera en Perú y este país, a la vez, es el cuarto destino de las inversiones mexicanas en América Latina.8 La misma fuente anotó que actualmente el principal inversionista mexicano en Perú es el Grupo México (GM), accionista mayoritario de Southern Peru Cooper, principal extractor y exportador de cobre, con poderosas concesiones en Cuajone y Toquepala, en el sur peruano.

A la fecha Southern ha invertido en minería dos mil millones de dólares en tres proyectos y se prevé que duplicará sus inversiones en los próximos cinco años.

Al Grupo México le siguen las empresas Elektra, Teléfonos de México (Telmex), América Móvil, Zeta Gas Andino, las constructoras Protexa y Grupo ICA, la panificadora Bimbo, la minera Peñoles, Aerovías de México y la firma de suplementos alimenticios Omnilife.

Las empresas aztecas con mayor inversión proyectada en Perú son Telmex, que ha ampliado su cobertura de telefonía fija, televisión por cable e Internet; y el consorcio Claro, de América Móvil, ambas de propiedad del mexicano Carlos Slim, considerado el hombre más rico del mundo.

Otras empresas que amplían su presencia en Perú son el Banco Azteca, que opera dentro de Elektra, y la empresa Mexiquem, que adquirió en este país la industria Padvco, dedicada a la fabricación de tubería PVC, señaló la fuente diplomática.

Mientras tanto, las inversiones peruanas en México ascienden a 7,1 millones de dólares y están concentradas en los sectores de comercio, construcción y servicios.

El principal inversionista peruano en México es el Grupo Añaños (Kola Real), que bajo el nombre de Ajemex fabrica en el país azteca las gaseosas «Big Cola» y abastece al cinco por ciento del mercado mexicano de refrescos.

Fuentes del Ministerio de Agricultura de Perú indicaron que de acuerdo con TLC suscrito con México, el 76 por ciento del universo agropecuario peruano, correspondiente a 512 subpartidas, se desgravará en un plazo máximo de diez años hasta alcanzar el arancel cero.

El restante 18 por ciento, que contempla 209 subpartidas, será excluido o prohibido de importar en el programa de eliminación arancelaria de México, según el TLC.

En cambio, para un grupo de 62 subpartidas del más alto interés para Perú y de una elevada sensibilidad para México, se implementarán mecanismos especiales a fin de que Perú no deje de gozar de un trato preferencial.

Las relaciones comerciales entre Perú y México se basan actualmente en un Acuerdo de Complementación Económica (ACE) que data de 1987 y que considera preferencias aracelarias para sólo 700 productos.

El TLC suscrito hoy abarca a 12.000 productos de ambos países con preferencias arancelarias, pero también se incluye temas de servicios, inversiones, propiedad intelectual, reconocimiento mutuo de títulos, entrada temporal de personas y servicios financieros, entre otros, señaló el Ministro Ferreyros.

También comentó que el mercado mexicano es muy importante para Perú ya que tiene más de 112 millones de personas y cuenta con una gran frontera con el más grande mercado del mundo, Estados Unidos, país con el que Perú tiene vigente un TLC.

Por su parte, el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, consideró que el TLC suscrito hoy con Perú significa un paso adelante para construir la «Década de América Latina».

«Lo cierto es que estamos viviendo un momento de grandes oportunidades y, si somos capaces de aprovecharlas, lograremos el sueño de alcanzar un crecimiento económico sustentable y un desarrollo compartido para nuestras naciones», dijo.

Precisó que con una población de 550 millones de habitantes, América Latina se ha convertido en la segunda región de mayor crecimiento en el mundo, además en el segundo receptor de flujos de inversión extranjera entre las economías en desarrollo.

Incluso, de acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el último trimestre del 2010 los intercambios de América Latina registraron la mayor expansión mundial (25 por ciento) superando a Asia (23 por ciento), concluyó.
Fuente: People Daily

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

campus universidad de morelia

  • Teléfonos: 01800-509-94-22 / (443) 317-77-71
  • [email protected]
  • Fray Antonio de Lisboa #22 esquina con Av. Tata Vasco, Colonia Cinco de Mayo. Morelia, Michoacán, México. C.P. 58230